Un poco de cultura popular refranera para terminar septiembre

Como estamos finalizando el mes de septiembre y ya hemos entrado, oficialmente, en el otoño, vamos a ver si te contamos algunas cosas referidas a la cultura popular refranera, pues de esta manera redondearemos estos últimos días que nos quedan hasta estrenar el inminente octubre. Esperemos que te guste…

Lo primero que hemos de decirte es que la cultura popular, aunque enraizada en la tradición, está también presente en Internet. Sitios de la Red de redes tan interesantes como http://www.refranesysusignificado.net/ y otros muchos dan servicio a un montón de usuarios que quieren saber más de los dichos populares a través de la modernidad. Porque hay que reconocer que los libros son importantísimos, pero no es menos adecuado todo lo que podemos hallar en las tres W…

Otra cosa: asegúrate de que los refranes que usas tienen el significado que pretendes, porque de lo contrario vas a quedar bastante mal. No son pocos los que alegremente tiran de refrán sin saber muy bien qué quieren decir, así que en este caso la información es totalmente necesaria y obligatoria.

Ah, una cosa importante, que es además necesaria: usar un refrán no es de viejunos. Por favor, no podemos pensar de esta forma, porque precisamente la cultura popular nos hace mucho más sabios y cultos. Así que si eres de los que están imbuidos de hipsterismo por los cuatro costados, que sepas que el refrán te va como anillo al dedo. Y si lo que eres en realidad es un moderno sin parangón, lo de los dichos populares también te vendrá bien. Todo sea por darle a lo de la tecla un poco de regusto culto…

También quisiéramos dejar claro que los refranes son, ni más ni menos, piezas de nuestra cultura popular y, por tanto, son necesarios para saber aquello que ya conocían nuestros padres y abuelos, y nuestros bisabuelos y tatarabuelos antes que ellos. Por eso es tan fundamental que las páginas como la que te hemos comentado con anterioridad sigan existiendo, porque nos facilitan el poder consultar todo tipo de perlas con sabor tradicional sin perder ni un ápice de lo que somos, de lo que fuimos y de lo que seremos.

Y por último, un consejo: termina siempre tus frases con un buen refrán, o comienza tus conversaciones con un dicho popular que ilustre a las claras lo que pretendes decir. De esta manera lograrás que el auditorio te escuche y harás tuya una cultura nuestra que se resiste a desaparecer.

Esta entrada fue publicada en refranes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario